¿Qué cosas te preocupan? ¿La seguridad de tus hijos? ¿Tu empleo? ¿El dinero? ¿La salud? ¿Cuestiones de vida o muerte? ¿Relaciones? ¿El estado del país? ¿El terrorismo? ¿El crimen? ¿Qué ocurrirá luego de las próximas elecciones? ¿Lo que otras personas piensan de ti?

En verdad, casi todas las personas pasan por breves períodos de preocupación sin mayores incidentes. De hecho, una pequeña dosis de preocupación puede tener efectos positivos cuando nos motiva a tomar precauciones, como, por ejemplo: ajustarse el cinturón de seguridad, ir al médico, comprar seguros o evitar conductas riesgosas. Pero existe una gran diferencia entre una inquietud saludable y ser consumidos por una excesiva preocupación. Esta última se caracteriza por un estado de ansiedad, temor y tribulación por problemas o situaciones actuales o posibles. Un autor describe a la preocupación como algo similar a estar en una mecedora: si bien se mueve, no nos lleva a ninguna parte. La preocupación excesiva causa desasosiego, fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad y perturbaciones del sueño. Por esa razón utilizamos frases como «estar enfermo de preocupación» o «loco de preocupación» para describir estados de ansiedad extrema.

—Mamá, si me voy ahora, estaré afirmando que la oración no sirve y que Dios no tiene el poder para ayudarme.

La última vez que sentí una preocupación así fue cuando mi hija estaba en su primer año de la universidad. Viviendo en el campus, fue acosada por tres jovencitas durante un lapso de seis meses. A medida que la situación empeoraba yo dejé que mis sentimientos maternales escalaran también. No podía dormir y tenía dificultad para concentrarme en el trabajo. En ese tiempo me encontraba dependiendo únicamente de esfuerzos humanos para resolver el problema en vez de depender y confiar en el poder de Dios. Quería que mi hija se mudara fuera de los dormitorios de la universidad y volviese a casa.

Notablemente, fue mi hija quien me recordó lo que yo le había enseñado acerca del poder de Dios. Jamás olvidaré sus palabras hacia mí y hacia su pastor de juventudes, cuando nos dijo:
—Mamá, si me voy ahora, estaré afirmando que la oración no sirve y que Dios no tiene el poder para ayudarme. Ella también sentía temor y preocupación que esto afectara sus calificaciones, pero sentía mayor confianza en Dios y por ese motivo decidió permanecer en el campus. Dos de las jovencitas que la molestaban fueron expulsadas y la tercera —una estudiante de primer año que estaba siguiendo a las líderes para tratar de ser aceptada en el grupo— le pidió a mi hija que la perdonase. Esta situación nos demostró dos claves importantes para superar la preocupación: confiar en Dios y orar. Esto no significa que jamás tendremos que emplear esfuerzos humanos para resolver problemas, sino que nos recuerda que Dios es soberano y que se preocupa por sus hijos en todas las circunstancias. «Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios.» (Lucas 18:27) [Talulah Ruger. Directora de asesoría espiritual para mujeres y adultos de mediana edad]

 

RECUERDA

Al leer un verso o pasaje bíblico, pregunta y responde las siguientes cuatro preguntas:

  1. ¿Qué dice este pasaje acerca de Dios?
  2. ¿Qué dice este pasaje acerca del hombre?
  3. ¿Hay en este pasaje ejemplos a seguir?
  4. ¿Existe en este pasaje algún mandamiento a obedecer o algún pecado a evitar?

A continuación del pasaje diario de la Biblia encontrarás una sección que comienza con “Yo…» Se incluye para ayudarte con la pregunta 4, para considerar tus acciones personales de obediencia basadas en lo que acabas de leer y aprender. Luego de esto, deberás orar a Dios para expresar tu compromiso.

Día 1 – Mateo 6:25-34 (NIV)

«Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.»

Yo…

_______________________________________________________________________________

Día 2 – Proverbios 3:5-6 (NIV)

«Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.»

Yo…

_______________________________________________________________________________

 

Día 3 –   Filipenses 4:6-7 (NIV)

«No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.»

Yo…
_______________________________________________________________________________

Día 4 – Mateo 11:28-30 (NIV)

«Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.»

Yo…

_______________________________________________________________________________

Día 5 – Juan 14:27 (NIV)

«La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.»

Yo…

_______________________________________________________________________________